‘Los actores también somos personas’